inteligencia emocional en niños

La inteligencia emocional en niños

Los niños con inteligencia emocional son más felices, seguros de sí mismos y tienen más éxito en la escuela; es la base para que se vuelvan adultos responsables, atentos y productivos. Por GANAR SALUD

¿Por qué no siempre el alumno más inteligente termina siendo el más exitoso? La respuesta tiene que ver con la inteligencia emocional.  Ser inteligente es saber elegir la mejor opción para resolver un problema.

La inteligencia emocional es la mejor respuesta adaptativa frente a un estímulo interno o externo; se refiere a la capacidad de reconocer los propios sentimientos y los ajenos, de motivarse y manejar de forma adecuada las emociones.

Respuestas químicas

Las emociones generan respuestas físicas en nuestro organismo que segrega elementos químicos que nos ayudan a garantizar nuestra sobrevivencia, por ejemplo, el miedo nos ayuda a protegernos del daño que puede causarnos lo que nos amenaza, la ira nos ayuda a enfrentar las situaciones peligrosas.

En la vida moderna, nos enfrentamos a desafíos, peligros o amenazas y la respuesta bioquímica del cuerpo es la misma, por lo que conviene adquirir competencias de la inteligencia emocional que favorezcan nuestra adaptación ante diversas situaciones e iniciar su desarrollo desde la infancia.

En los niños se ha demostrado que la inteligencia emocional logra construir cierta cohesión familiar y disminuir significativamente la ira y la agresión entre ellos, mejorando sus capacidades emocionales y sociales.

Coeficiente intelectual y emocional

Tanto el coeficiente intelectual como el emocional son importantes. El primero mide la capacidad cognitiva de las personas. El segundo, la capacidad de proporcionar una respuesta emocional equilibrada en todo momento, en especial en los difíciles. El coeficiente emocional también puede ser concebido como madurez emocional, aunque no se relacione con la edad sino con el entrenamiento del autocontrol (dominar las respuestas ante una emoción, sinreprimirlas). Ello significa darle salida lo más pronto posible, de la manera adecuada.

Estos dos tipos de inteligencia expresan la actividad de diferentes partes del cerebro. El intelecto se basa únicamente en el funcionamiento de la neo-corteza, las capas de la parte superior del cerebro; los centros emocionales están ubicados en el sistema límbico.

La inteligencia emocional involucra estos centros emocionales, trabajando de común acuerdo con el intelecto.

Habilidades de la inteligencia emocional

Se desprenden cinco habilidades clasificadas en dos áreas:

  1. Inteligencia intrapersonal(internas, de autoconocimiento). A este grupo pertenecen treshabilidades:
  2. a) Autoconciencia:capacidad de saber qué está pasando en el propio cuerpo y qué se está sintiendo.
  3. b) Control emocional: regula la manifestación de una emoción, puede modificar un estado anímico.
  4. c) Capacidad de motivarse y motivar a los demás.
  5. Inteligencia interpersonal(externas, de relación). A este grupo pertenecen dos habilidades:
  6. a) Empatía: entender lo que sienten las demás personas; ver y sentir situaciones desde la perspectiva de esa persona sin contaminarla con las propias emociones.
  7. b) Habilidades sociales: liderazgo y eficacia interpersonal para persuadir, dirigir, coordinar, negociar y resolver conflictos, y lograr así la cooperación y el trabajo en equipo.

Radar emocional infantil

En el caso de los niños, éstos tienen un “radar emocional” y detectan las emociones de quienes les rodean en segundos. Por lo tanto, van a aprender a desarrollar esas habilidades al “vivir, observar y sentir” las emociones y sentimientos de sus mayores y del manejo emocional que lleven a cabo. Se educa con el ejemplo, no con palabras.

El niño aprende de lo que ve, escucha, observa, analiza, deduce, asimila a su alrededor, aún antes de manejar el lenguaje oral. Eso le ayudará a tener un alto coeficiente emocional, es decir, a ser una persona asertiva, a forjarse un proyecto de vida personal, sabrá lo que quiere en la vida y cómo alcanzarlo.

Ventajas de la inteligencia emocional

Los niños viven una era cibernética en donde los cambios suceden en cuestión de segundos, lo que en ocasiones impide asimilarlos. Por esta razón, el que ellos puedan contar con un coeficiente emocional alto, va a favorecer su adaptación a un mundo globalizado, consumista, con muchos conflictos bélicos, en el que los valores humanos y la espiritualidad se han ido perdiendo.

El concepto de inteligencia emocional permite tomar conciencia de las emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustraciones que se puedan presentar en la escuela o trabajo, incrementa la capacidad de empatía, las habilidades sociales y de desarrollo social.

El desarrollo de un ambiente que permita enseñar, ejercitar y desarrollar la inteligencia emocional en los niños es importante porque se genera y propicia el desarrollo de una personalidad definida para el éxito en todos los roles de su vida.

Importancia de la inteligencia emocional

A continuación se presentas algunos conceptos que demuestran la importancia del desarrollo de la inteligencia emocional en los niños:

  • Escuchar al niño cuando se sienten abrumados por una emoción, pues buscan sensibilidad y comprensión. Por lo tanto, los niños requieren empatía. Escuchar con empatía no solamente ayuda a consolar al niño; se ha comprobado que también lo ayuda a mejorar su habilidad de calmarse por sí mismo durante tiempos difíciles, lo cual puede tener un beneficio poderoso y duradero.
  • Conocer sus habilidades. Si nos tomamos el tiempo para identificarlas, de la misma manera podemos enseñar a desarrollarlas creando un ambiente de seguridad en sus habilidades desde la niñez, que podrá aplicar en su vida como adolescente y como adulto.
  • Valorar sus acciones es importante, no enfatizar en sus errores, si no en el valor de sus buenas acciones para que de esta manera por iniciativa propia pueda mejorar en los aspectos negativos, pues aunque tenga un coeficiente superior al normal, si no tiene fe en sí, tomará posturas catastróficas, cobardes, que le conducirán al fracaso, no sólo en la niñez sino, probablemente, también a lo largo de su vida.
  • Proporcionar directrices. Enseñar, adoptar y comprender lo que distingue una conducta buena de una mala y desarrollar los hábitos de conducta buena.
  • Guiar con amor. Establecer lazos de amor incondicional. Que su amor esté ligado a lo que el niño es y no a lo que hace. Separar conductas de personas y así podrá corregir y sentirse enojado contra alguna conducta inapropiada, pero siempre valorando y mostrando amor y respeto por la persona.
  • Dar buen ejemplo. La educación emocional se proyecta a través de la vivencia y el ejemplo. Cuando un niño vive rodeado de estos patrones, le será muy fácil desarrollarlos él mismo. Por eso, es muy importante que el niño encuentre en la familia patrones de comportamiento.

En la etapa escolar es preciso proporcionar los elementos para que exista una educación emocional que posibilite el mejor desenvolvimiento de las tareas, evitar falta de interés, problemas de integración, de violencia y la baja tolerancia a la frustración.

  • Estimular su independencia es necesario para el desarrollo de su personalidad, permitir el normal desarrollo de los niños dejándolos actuar por sí solos en las circunstancias normales. Desde edades muy tempranas, la búsqueda de independencia del niño es llenada a través de poderosos motivadores: el deseo de sentirse competente y capaz y la necesidad de expresarse de manera individual. Es importante que los padres los estimulen a hacerlo, no es bueno que traten de intervenir siempre para resolver sus problemas.
  • Evitar la polémica. Propiciar la habilidad de relacionarse bien con los demás es la capacidad emocional que más contribuye al sentido del éxito y satisfacción. Es muy importante que los niños aprendan a reconocer, interpretar, y responder apropiadamente a las situaciones sociales.

Es así que uniendo cada una de estas partes, se desarrollaran en el niño, la capacidad de escuchar y ponerse en lugar del otro en las diferentes situaciones que se le presenten en la vida, a tener una vida más armónica en la comunidad, a tener autoconfianza, autoconocimiento, autoestima, a comportarse en comunidad, a desarrollar sus destrezas y habilidades, a ser personas independientes y resolver inteligentemente sus problemas.

Psic. María López Garachana. Egresada de la Universidad de las Américas. Curso sobre Emociones, Estrés y Salud en la Universidad Complutense de Madrid, España. Estudios en Aprendizaje Acelerado, Inteligencia Emocional, Desarrollo.

Puede interesarte

Fenilcetonuria: lucha del diario vivir Cuando Ana Sofía (6 años) nació en un Hospital privado de Jalisco, los pediatras recomendaron a sus padres –Patricia Camacho y Jesús Muñoz– no invertir recursos en realizarle la prueba del tamiz neonatal ampliado, pues “sirve para enfermedades muy raras y ustedes no tienen antecedentes que puedan influir”, les dijeron.
ERC, filtros dañados La enfermedad renal crónica (ERC) es un problema cada vez más frecuente a nivel mundial. La diabetes y presión arterial alta son algunos de los factores de riesgo de la enfermedad. Y, sin duda, la atención médica temprana cambia el curso de la calidad de vida del paciente.
Monsato y Bayer se fusionan Este es un momento decisivo en la integración para crear un líder mundial en la a agricultura.
Nuevo bloqueador Advanced Protection Cuida la piel de los rayos UVA/UVB.
Seattle El montaje llega por primera vez a la Ciudad de México.
Seguridad cardiovascular por diabetes La diabetes por sí misma incrementa el riesgo cardiovascular.
Bebidas energetizantes aumentan presión arterial El consumo de bebidas energizantes aumenta la presión arterial en jóvenes sanos.
Baby Dove Mamá, ¡qué estás esperando!

Notas Relacionadas