anciano dolor estómago

Cuando los riñones fallan

La enfermedad renal crónica (ERC) es un problema cada vez más frecuente a nivel mundial. La diabetes y la presión alta son los principales focos rojos de la enfermedad, así que el buen tratamiento de éstas también influye en desarrollar o postergar la ERC.  Por GANAR SALUD

Las principales funciones de los riñones son la eliminación del exceso de líquidos y toxinas en la sangre a través de la orina. Otras de sus funciones son la regulación de la presión arterial y la producción de hormonas encargadas de regular el metabolismo del calcio y fósforo, así como mantener un adecuado aporte de oxígeno a los órganos y tejidos mediante la producción de eritroc7itos.

¿Qué es la ERC?

La enfermedad renal crónica (ERC) es una enfermedad no reversible pero si tratable, que se caracteriza por la pérdida de la capacidad del riñón para remover las toxinas y el exceso de agua del organismo, afectando a todos los órganos y tejidos

Las causas son múltiples y en muchos casos puede ser debido a más de una enfermedad. Las principales en orden de frecuencia son diabetes mellitus, hipertensión arterial y glomerulonefritis.

Etapas de ERC

Las etapas de la enfermedad renal crónica se dividen de acuerdo con la capacidad de los riñones para filtrar la sangre y a la cantidad de proteínas presentes en la orina, para ello se analiza la sangre y la orina del paciente. En la actualidad, se han establecido cinco estadios o etapas de gravedad progresiva; el estadio 1 es la etapa inicial y el estadio 5 la etapa más avanzada.

En las etapas iniciales generalmente la enfermedad renal crónica no ocasiona síntomas. Cuando la enfermedad ha progresado a su estadio más avanzado conocido como enfermedad renal crónica avanzada, se presentan manifestaciones conocidas como uremia: aliento similar a la orina, palidez, hinchazón importante, dificultad para respirar, fatiga, somnolencia, desorientación, disminución del apetito, a menudo acompañado de náuseas y vómito, sangrado espontáneo en nariz o encías, fracturas, disminución en la cantidad de orina, incluso no producirla.

Entre estos dos periodos, las molestias pueden ser inespecíficas como fatiga, poca tolerancia al ejercicio, palpitaciones, falta de aire, alteraciones para conciliar el sueño, disfunción sexual, discreta hinchazón en los pies, orina espumosa y elevación de la presión arterial.

Focos rojos: diabetes y presión alta

Los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedad renal crónica son la presión arterial elevada, diabetes mellitus, antecedentes familiares de la ERC, obesidad, tabaquismo y edad avanzada.

Los pacientes sin tratamiento tienden a limitar sus actividades físicas, sufren alteraciones en el sueño, disfunción sexual, disminución en la fertilidad, tendencia a presentar fracturas, depresión, una mayor dependencia de los familiares para la realización de actividades cotidianas, así como un incremento en los gastos asociados a la salud.

Diálisis y trasplante de riñón

Cuando un paciente llega a estadios avanzados de la enfermedad renal crónica es necesario decidir si debe iniciar un tratamiento que sustituya de manera parcial o total las funciones de los riñones. En la actualidad, existen 2 tipos de tratamientos para sustituir la función renal: diálisis y trasplante de riñón.

Diálisis

La diálisis es un procedimiento a través del cual un líquido conocido como dializante que remueve del organismo el exceso de agua y toxinas acumuladas por la enfermedad renal crónica. La diálisis puede ser de 2 tipos:

  • Diálisis peritoneal. Se realiza a través de un catéter colocado en el abdomen se infunde un líquido, el cual después de unas horas será removido a través del mismo catéter con la consecuente eliminación de toxinas y el exceso de agua.
  • Hemodiálisis. Se realiza a través de un acceso vascular creado por el médico y de un aparato conocido como riñón artificial o máquina de hemodiálisis, donde la sangre del paciente es purificada de toxinas y el exceso de agua acumulada.

 

Trasplante de riñón

Actualmente, el trasplante es considerado como la alternativa ideal para sustituir la función de los riñones cuando éstos han perdido su función de manera completa, lo anterior se debe a que el trasplante puede brindar una mayor calidad y expectativa de vida que la diálisis.

El tratamiento de la enfermedad renal crónica es complejo y requiere de un médico especializado conocido como nefrólogo, que en conjunto con otros especialistas individualizará el tratamiento de acuerdo con la causa de la enfermedad renal, su severidad y enfermedades asociadas, entre otras.

Tratamiento complejo y costoso

Afortunadamente, todos los tratamiento para la enfermedad renal crónica están disponibles en México; sin embargo, la accesibilidad dependerá en gran medida de la severidad de la enfermedad renal crónica y existen enfermedades asociadas. En estadios tempranos, lo costos son menores y la accesibilidad buena; no obstante, cuando un paciente llega a estadios avanzados los costos se incrementan y la accesibilidad es menor.

¿Se puede prevenir la ERC?

Las principales estrategias de prevención deberían estar enfocadas a prevenir la aparición y establecer un diagnóstico temprano de hipertensión arterial y diabetes a través diagnósticos oportunos, estilos de vida saludables, con promoción de una adecuada alimentación y la práctica de ejercicio de manera regular.

Los pacientes con diabetes o hipertensión arterial o con factores de riesgo para ERC deben estar bajo tratamiento y seguimiento adecuado para evitar el desarrollo de la enfermedad renal.

En pacientes con factores de riesgo para enfermedad renal crónica es recomendable la evaluación médica para prevenir su desarrollo, establecer un diagnóstico de manera temprana o cuando ya exista; establecer las estrategias de tratamiento adecuadas que le permitan al paciente con enfermedad renal crónica mejorar su calidad de vida.

También es necesario mejorar el acceso de tratamiento a los pacientes con enfermedad renal crónica avanzada a través de políticas en salud y concientizar a la población general para promover la donación de órganos.

+ Cifras

  • Se estima que existen alrededor de 372 pacientes por millón de habitantes padecen enfermedad renal crónica, cifras que se espera aumentarán porque la diabetes ha aumentado y ésta es la causa principal de la ERC.
  • De acuerdo al registro nacional de trasplantes para el primer trimestre del 2014, existían a nivel nacional 11,475 pacientes en lista de espera para recibir un trasplante renal y se realizaron 2,556 trasplantes.
  • El incremento del número de pacientes con enfermedad renal crónica y la poca disponibilidad de órganos será mayor ante la diferencia entre el número de pacientes que requieren un riñón y los trasplantes concretados.

Dr. César Flores Gama. Especialista en Medicina Interna y Nefrología. Médico Adscrito al Departamento de Nefrología. Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez. Miembro de la  Sociedad Americana de Nefrología.

+ iNFO

Sociedad Americana de Nefrología

www.asn-online.org

Puede interesarte

¿Eres sedentario con peso sano? No basta con tener un peso sano, si no haces ejercicio no llevas estilo de vida saludable. El ejercicio desde la niñez te prepara para llegar a la vida adulta con más vitalidad y salud.
Violencia emocional, la más común 47 de cada 100 mujeres de 15 años y más han sido agredidas por su pareja.
Róbalo en crema de manzana Una rica opción para la cuaresma.
Mole de Quelites ¡simplemente delicioso! Mole de hierbas frescas de origen totonaco (Sierra Norte de Puebla)
Recetas navideñas bajas en calorías Siguiendo estas recetas, seguro que pasarán una deliciosa temporada navideña sin privarse de ningún antojo y cuidando la línea. 
Meningitis, contagiosa por besar o estornudar La bacteria puede propagarse al besar, toser, estornudar o compartir cigarrillos o bebidas.
Insulina, llave maestra La insulina es como la llave que, encajada en la cerradura, abre la puerta de las células.
Saint Luke, nueva escuela de Medicina en México Saint Luke está incorporada a la Universidad Nacional Autónoma de México.

Notas Relacionadas