aparato auditivo

Otoesclerosis, pérdida auditiva

La otoesclerosis es un problema que causa baja audición y trae repercusiones en la calidad de vida del paciente si no es atendido. Por GANAR SALUD

Pocos se ponen a pensar en lo que se sentiría estar sentado en la mesa con la familia y no tener idea del tema de conversación, no saber a qué se debió la risa cuando alguien contó un chiste, ni poder comentar la noticia del periódico o de la televisión. 

El calcio es un mineral esencial para el funcionamiento de nuestro cuerpo, fundamental para la transmisión de los impulsos nerviosos y la contracción de los músculos. El cuerpo utiliza los huesos como reserva de calcio, depositándolo en ellos cuando sobra, y tomándolo de regreso cuando falta.

En ese proceso, el oído interno participa mínimamente; por ello, la cápsula ótica es el más denso de todos nuestros huesos. En la otoesclerosis, esta parte está afectada y hay resorción del hueso de la cápsula ótica, seguida por depósito que termina por deformar las estructuras.

Baja audición

La otoesclerosis es una enfermedad primaria del hueso que recubre al oído interno llamada cápsula ótica. Su origen es metabólico, es decir, está afectada la dinámica normal de creación y resorción de hueso.

El síntoma primordial de la otoesclerosis es la disminución de la audición del oído afectado, que puede ser uno o ambos. La baja de audición se manifiesta como un zumbido en los oídos, que puede ser de tonalidad constante o, en ocasiones, como pulsaciones. Después puede aparecer una sensación clara de escuchar menos o sensación de “oído tapado”. Conforme avanza el padecimiento pueden aparecer vértigo y desequilibrio.

La pérdida auditiva generalmente se manifiesta entre los 25 y 35 años de edad y suele avanzar lentamente a lo largo de varios años.

Infecciones, embarazo y origen genético

La consecuencia principal de la enfermedad es la disminución de la capacidad de escuchar, lo que conlleva dificultad para comunicarse; y por ende, para trabajar y socializar. Cuando aparecen episodios de vértigo éste constituye un factor muy incapacitante.

La enfermedad es genética pero de expresividad variable; solo en alrededor del 50% de nuestros pacientes hay antecedentes en la familia. Hay algunos casos en los que el padecimiento parece haber sido detonado por infecciones de oído en la infancia. También en una proporción alta de mujeres, el embarazo es el factor que hace que se manifieste la enfermedad.

Timpanometría y audiometría

El diagnóstico se logra mediante estudios funcionales del oído. La timpanometría permite determinar que hay mayor rigidez de las estructuras timpánicas, y los reflejos de los músculos del oído medio se encuentran alterados o ausentes. La audiometría muestra un patrón de pérdida auditiva que puede ser conductivo o mixto. En casos de afección sensorial la tomografía computada puede ser de utilidad.

¿Qué tan afectado está el oído?

Cuando la enfermedad afecta solo al estribo, se puede reemplazar el mismo mediante microcirugía con excelentes resultados funcionales. Cuando la afección abarca al oído interno, el objetivo es frenar el avance con medicamentos, de los cuales no hay demasiadas opciones. Estudios originales realizados en nuestra institución han demostrado la utilidad de los medicamentos conocidos como bifosfonatos para frenar el avance en casos seleccionados. Cuando la cirugía no es opción para mejorar la audición, se utilizan auxiliares auditivos, y en casos de pérdidas profundas, los implantes cocleares otorgan resultados excelentes.

Aislamiento social y familiar

La hipoacusia es altamente incapacitante, afecta el rendimiento laboral y la convivencia social y familiar. Una persona que no recibe el tratamiento adecuado para cualquier pérdida auditiva, poco a poco de distancia de su familia, es relegada a trabajos mal remunerados y puede terminar en aislamiento y depresión.

Se ha demostrado que la hipoacusia no tratada es factor de riesgo para demencia senil y Alzheimer.

Las personas con antecedentes familiares son vulnerables a padecer la enfermedad; no obstante, puede aparecer en cualquier adulto joven sin causa aparente. La otoesclerosis tiende a afectar más a mujeres, con una proporción que puede llegar a ser de 2:1; la edad no es un factor de riesgo, pero el padecimiento progresa con los años. No podemos prevenir que aparezca, pero podemos prevenir la discapacidad que causa, con un tratamiento pronto y adecuado.

En México hay una prevalencia de 0.3 a 0.4% en la población general

La otoesclerosis es una enfermedad frecuente del oído, que debe ser tratada en forma oportuna y adecuada para reducir el grado de afección y prevenir la discapacidad. Por ello, es tan importante el diagnóstico y tratamiento tempranos de los problemas de audición.

Acerca de audición:

  • Los niños que pierden la audición antes de aprender a hablar nunca adquieren el lenguaje hablado si no reciben el tratamiento adecuado.
  • Quien pierde la audición después de haber aprendido a hablar, puede perder el habla, dada la incapacidad de saber cómo suenan las palabras.
  • La sordera no solo dificulta comprender lo que otros dicen, también impide que otros comprendan lo que el afectado quiere decir.
  • El resultado de la sordera es el aislamiento social, se obstaculiza terriblemente el proceso de enseñanza/aprendizaje.
  • La mayoría de las escuelas rechazan a los niños con sordera, los adultos difícilmente logran trabajos bien remunerados.
  • Por ello es tan importante el diagnóstico y tratamiento tempranos de los problemas de audición, a lo que nos dedicamos en el Instituto Mexicano de Otología y Neurotología con pasión y entrega.

Amaroír. La Asociación Mexicana para la Audición, “Ayúdanos a Oír” es una asociación civil creada para ayudar a oír a personas que no reciben beneficio suficiente de auxiliares auditivos convencionales; es decir, con una pérdida auditiva tan profunda que adquirir y preservar su lenguaje hablado les resulta casi imposible. Actualmente, la tecnología que mejor suple la pérdida auditiva profunda es el implante coclear. Amaroír: Tel.: 5559 9929.

Dr. Gonzalo Corvera Behar. Especialista en Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, realizó estudios de subespecialización en cirugía de oído y base de cráneo en Toulouse, Francia. Fundador y presidente de la Asociación Mexicana para la Audición “Ayúdanos a oír”. Director del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología.

+ INFO

Instituto Mexicano de Otología y Neurotología

Puede interesarte

Citometría de flujo: nueva opción de tratamiento Las enfermedades hemato oncológicas representan más del 9% de los casos por cáncer en México.
Leucemia linfoblástica aguda, cáncer infantil más frecuente La leucemia linfoblástica aguda es el tipo de cáncer más común en los niños y el tercer cáncer hematológico más frecuente.
¿Descubrir un mundo nuevo? El periodo más importante de desarrollo en los niños se da en los primeros seis años de vida.
Fuera antibióticos de carne de comida rápida En México, el consumo de pollo y carne de res ha aumentado significativamente en los últimos años.
¿Qué pasa cuando un niño no desayuna? Un niño que no desayuna regularmente corre el riesgo de padecer un déficit cognitivo de más del 50%.
Actívate sin complicaciones Las personas con diabetes tipo 1 pueden hacer ejercicio, pero hay que tener más precaución.
Hidratos de carbono, energía para el organismo Los hidratos de carbono son una de las principales fuentes energéticas del organismo.
Atraer y retener talento será clave 76% de los empresarios cree que sus empleados trabajarán con mayor productividad al ofrecerles flexibilidad laboral.

Notas Relacionadas