mujer cáncer

Cáncer de mama, ¡sí hay esperanza de vida!

El cáncer de mama es una enfermedad que se puede vencer con diagnóstico y tratamiento temprano. ¡Hay esperanza, hay vida y hay posibilidades de vencerlo! Conoce tus senos y acude al médico si ya tienes más de 40 años. Por GANAR SALUD

 

El cáncer  de mama se manifiesta por una sobre producción anormal de células defectuosas que pueden ocasionar un daño local o a distancia. La mama tiene dos estructuras básicas: los lóbulos o lobulillos y los ductos, que son los encar- gados de producir leche materna. La única función de la glándula  mamaria es producir y proveer leche al recién nacido, es decir, nutrición de anticuerpos.

Los lobulillos de la mama son los encargados de producir  la leche materna. Los ductos son los encargados de transportar la leche hacia el pezón. De estas dos partes se derivan los principales cánceres de mama. El cáncer ductal (ductos) se presenta en 85% de las pacientes; y el cáncer lobulillar (lóbulos) aparece en 10%. De ahí se desprenden otros cánceres que son más raros y es una variedad muy extensa; sin embargo, los principales son esos.

¿Edad?

La edad promedio del diagnóstico de cáncer de mama es de 47 años; sin embar- go, hay casos de gente más joven y el rango de edad es muy variado. El motivo se debe al estilo de vida. Lo más importante es fomentar una cultura de detección oportuna.

¡Mantente alerta!

No hay síntomas ni señales de alerta del cáncer de mama; por ello, se hace tanto énfasis en realizarse la mastografía y estudios de imagen para la detección  de cán- cer de mama pues existe un porcentaje alto de curación en las primeras etapas. Los síntomas aparecen conforme  avanza la enfermedad  (etapas avanzadas), y de- penderá de las estructuras que invada; por ejemplo,  si el cáncer de mama invade los nervios, habrá dolor.

Malos hábitos, principal factor de riesgo

Los factores de riesgo de cáncer de mama son muchos. La gente piensa que cáncer de mama tiene una asociación  genética hereditaria, y no es del todo cierto.

95% de las pacientes no tienen herencia genética demostrada.

Hoy en día, el cáncer de mama se asocia directamente con estilos de vida y como factor principal son las dietas ricas en carbohidratos; y en México es muy frecuente el consumo  de comida altas en grasas y proteínas de origen animal.

También se ha detectado como factor de riesgo a las dietas bajas en fibra, el taba- quismo, el consumo  de alcohol, y la exposición  a hormonas  endógenas  (las que produce el cuerpo) como las que se aportan vía externa; por ejemplo, la terapia de reemplazo hormonal en mujeres menopáusicas. Sin embargo, los anticonceptivos y las terapias de infertilidad no se han asociado con cáncer de mama.

¿Cuándo realizar una mastografía?

Toda mujer a partir de los 40 años se debe realizar la mastografía. Si existe un an- tecedente  familiar de línea directa (madre, hermanas o hijas) que hayan padecido cáncer de mama en una edad premenopáusica, debe hacerse antes de los 40 años. En estos casos, se estudian a los familiares de línea directa 10 años antes del momento en que se hizo el diagnóstico de la paciente. Pero si son pacientes que no tienen factores de riesgo de tipo genético, a partir de los 40 años.

¿Bultitos en las axilas?

Las bolitas en las axilas se deben a ganglios inflamados. Los ganglios tienen mu- chas razones por las que se inflaman; por ejemplo, un piquete de mosco, una in- fección  subclínica  (viral o bacteriana) o una quemadura  de sol. Las causas pueden ser muchas, no solo por una relación de enfermedades mamarias; por ello, hay que hacer una evaluación más extensa.

¿Algo anda mal?

Cuando hay sospecha de que algo está mal–por vía clínica o radiológica–se debe obtener una muestra de tejido. Hoy en día, no hay ninguna razón para que una paciente sea sometida a cirugía para obtener la muestra de tejido, pues  existe la biopsia mínimamente  invasiva, en la que un equipo  de médicos  radiólogos  apoya- dos por un estudio de imagen (mastografía u ultrasonido) puede obtener a través de una aguja una muestra suficiente para dar el diagnóstico. Con ello, se puede proceder a establecer una ruta terapéutica para las pacientes que después de esta biopsia resulten positivas para cáncer.

Si tienes…

  • 40 años o más debes realizarte una mastografía una vez al año.
  • Menos de 40 años, debes realizarte una mastografía cada tres años o estudios de imagen (ultrasonido).
  • A partir de los 20 años, debes practicar la autoexploración. El objetivo es conocer tus senos para detectar cualquier cambio anormal.

¿Mujeres embarazadas pueden hacerse la mastografía?

Una mujer embarazada o en lactancia no debe hacerse una mastografía. La evaluación de la mama en una mujer embarazada es extremadamente difícil por cualquier medio (clínica, radiológica, ultrasonido, rayos X, etc.). La sugerencia es que toda mujer que quiera embarazarse debe evaluarse previamente para descartar cualquier anomalía.

+ INFO 

Centro Médico Nacional 20 de Noviembre

www.issste-cmn20n.gob.mx

Tel.: 5200-5003

Puede interesarte

Eclipse Solar: lo que no debes hacer El eclipse no puede ser visto con objetos como botellas oscuras, cubetas de agua, lentes ultravioletas, radiografías binoculares y más.
Pausas activas en la oficina Las pausas activas tienen ayudan a mejorar la oxigenación del músculo y también se realizan actividades grupales para motivar un ambiente laboral positivo.
Olla de Magefesa ¡No te lo puedes perder!
SIU más pequeño e innovador Nuevo Sistema Intrauterino para mujeres jóvenes
Meningitis, contagiosa por besar o estornudar La bacteria puede propagarse al besar, toser, estornudar o compartir cigarrillos o bebidas.
Cacahuate, fibra y proteínas En cada puñito de cacahuates que consumimos recibimos una alta concentración de proteínas.
Tatuajes cosméticos aumentan riesgos de hepatitis Objetos para realizar tanto tatuajes como manicure, pedicure y acupuntura pueden contaminarse con virus de hepatitis.
Países de las Américas contra la Tuberculosis La convocatoria para conformar este grupo fue hecha por el Frente Parlamentario contra la Tuberculosis de Brasil y la OPS/OMS.

Notas Relacionadas