manos con artritis

¿Dolor en las articulaciones? No es normal…

La artritis reumatoide es una condición crónica que solo se controla y no tiene cura. Los afectados deben saber que hay tratamiento para evitar su avance. La diferencia está en acudir con el especialista a tiempo. Por GANAR SALUD

La artritis reumatoide es una condición autoinmune crónica de causa desconocida que provoca inflamación de las articulaciones como rodillas, tobillos, muñecas y dedos de manos y pies. Las mujeres de mediana edad son afectadas con mayor frecuencia que los hombres.

La enfermedad suele producir daños en cartílagos, huesos, tendones y ligamentos, por lo que provoca dolor, rigidez y pérdida progresiva de la función articular y motriz, así como fatiga y debilidad que pueden terminar por conducir a la discapacidad de las personas afectadas, cuando no reciben tratamiento a tiempo.

No hay causa de origen

Es una enfermedad crónica autoinmune, esto quiere decir que el sistema de autodefensas del organismo desconoce a los componentes normales del cuerpo como propios y los ataca. Además de afectar articulaciones, puede afligir otros órganos y sistemas; por ejemplo, ojos, saliva, pulmones, corazón y nervios.

Su origen es desconocido y hay muchas teorías sobre su origen; por ejemplo, el contacto con alguna bacteria que provoca la alteración en el sistema inmune. Otra teoría es la de la predisposición genética.

¿Qué partes del cuerpo afecta?

La artritis reumatoide afecta todas las articulaciones que tengan un recubrimiento de células sinoviales como las pequeñas articulaciones de las manos, muñecas, codos, hombros, caderas, tobillos y pies. Es una enfermedad deformante, pero sí se interviene en forma oportuna, con diagnóstico y tratamiento adecuado se puede evitar su progresión.

¡Las mujeres son las más afectadas!

La artritis reumatoide es un padecimiento que afecta en mayor medida a la gente joven y a la madura. Es más común en mujeres que en hombres; y las afecta más en la etapa reproductiva y productiva de su vida.

¿Rigidez por la mañana?

Los síntomas de la artritis reumatoide son dolor e inflamación en las articulaciones, principalmente en manos y pies por más de tres semanas. El paciente puede presentar hinchazón (aumento de volumen) de las articulaciones, temperatura (sentir caliente la zona afectada) y lucir la piel rojiza por la inflamación.

Hay dolor al movimiento y, lo más característico, es la rigidez o sensación de entumecimiento al levantarse por la mañana. Los pacientes expresan que les cuesta trabajo movilizar su cuerpo, sentirse como “viejitos” y conforme el cuerpo entra en calor, la sensación de rigidez disminuye.

Los afectados suelen pensar que el dolor o la inflamación se deben a que caminaron mucho, se torcieron o cargaron pesado; sin embargo, estas actividades no justifican por sí mismas tales síntomas. Por tanto, si alguien presenta estas molestias por más de tres semanas debe acudir al médico, pues no es normal sentir dolor o rigidez.

Limitación de actividades

El paciente puede presentar limitación en actividades cotidianas si la enfermedad no está controlada. Acciones y actividades normales como sostener una taza o abrocharse un botón de la camisa pueden ser difíciles de realizar. En casos graves, la afectación puede llegar hasta el ausentismo laboral, la poca participación en actividades sociales y la discapacidad.

Con un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado todos estos padecimientos pueden evitarse, y si alguien llega a estos grados es por la ausencia de atención médica o una muy deficiente. Hoy en día, no debemos ver más casos de deformidades articulares, personas en silla de ruedas o discapacidad laboral y social por artritis reumatoide.

¿Será artritis reumatoide?

La artritis reumatoide se diagnostica tomando en cuenta tres puntos, que en conjunto ayudan a realizarlo:

  • Manifestaciones clínicas. El paciente comenta al médico lo que siente, síntomas como rigidez al despertar, dolor o poca movilidad por más de tres semanas.
  • Examen físico. El médico puede observar inflamación en las articulaciones.
  • Pruebas de laboratorio. Hay pruebas especiales para detectar la artritis reumatoide. Las radiografías se utilizan en etapas avanzadas. El ultrasonido se utiliza en etapas tempranas para detectar la inflamación de las articulaciones.

Evitar la discapacidad

El tratamiento adecuado evita deformaciones, ausentismo laboral o la perdida de la capacidad para realizar actividades tan sencillas como sostener un vaso, abrir una puerta o agarrar los cubiertos y permite a las personas afectadas llevar una vida normal, evitando la discapacidad. La adherencia al mismo es fundamental y no debe suspenderse sin supervisión médica, ya que el daño es irreversible si no hay tratamiento.

Medicamentos y terapias

Hay varios tipos de medicamentos que, en general, se combinan pues no hay uno único que controle la artritis reumatoide. Algunos medicamentos desinflaman, otros evitan que el cuerpo siga atacando las articulaciones, etc. Hoy en día, hay tratamientos muy exitosos y efectivos que evitan el daño a la articulación como la terapia biológica (subcutánea o intravenosa) o el tratamiento tradicional (pastillas) con medicamentos que van al fondo del problema.

También está disponible tratamiento no farmacológico como la fisioterapia, que ayuda a fortalecer los músculos, disminuye la inflamación, alivia el dolor; provoca sensación de bienestar y ayuda al paciente a incorporarse a sus actividades habituales.

¡Sí al ejercicio!

A los pacientes se les recomienda hacer ejercicio, pues les ayuda a fortalecer sus músculos y a controlar su peso. El paciente con sobrepeso y obesidad condicionan a que sus articulaciones carguen más peso, por lo que puede empeorar su estado. No hay dieta específica para la artritis reumatoide; sin embargo, una alimentación sana será fundamental.

¡No te lo creas!

Hay muchos mitos sobre por qué se presenta la artritis reumatoide; todos son falsos y no tienen nada que ver con la enfermedad. Entre los más populares están:

  • Agarrar agua fría y caliente.
  • Cocinar y meter las manos al refrigerador.
  • Planchar y luego mojarse las manos.
  • Beber demasiado alcohol.
  • Recibir sustos, enojos o mal de ojo.
  • Tronarse” los dedos.

¿Quién te puede ayudar?

El apego al tratamiento es muy importante. Desafortunadamente, hay casos de gente que cuando se siente bien abandonan el tratamiento médico, pues ya no están inflamados y no sienten molestias. Su razonamiento es: ¿para qué estoy tomando tres o cuatro medicinas? ¡Me voy a intoxicar porque ya me curé!

Pero, ¿qué sucede semanas después de que dejaron el tratamiento? Los síntomas regresan. La recomendación es el apego al tratamiento y no tomar decisiones por uno mismo, sino en conjunto con el médico tratante.

El especialista de la artritis reumatoide es el reumatólogo. La enfermedad no se “cura” con hueseros, chamanes, sobadores, etc. La artritis reumatoide solo se controla y el reumatólogo es el especialista indicado para atenderlo.

Sabías que…

  • 1 % de la población mundial padece artritis reumatoide.
  • Los costos de la artritis reumatoide aumentan cuando no se atiende y diagnostica a tiempo.
  • La enfermedad tiene mayor probabilidad de ocurrir cuando un familiar padeció artritis reumatoide.
  • Fumar es un factor de riesgo de artritis reumatoide.

 

Información relevante 

  • Enfermedades como la artritis reumatoide no se diagnostican con oportunidad en los países de la región latinoamericana, lo que provoca problemas de salud pública crecientes. Este es uno de los principales consensos planteado por 450 expertos provenientes de 21 países, durante el “Primer Curso de Revisión”, realizado por la Liga Panamericana de Asociaciones de Reumatología (PANLAR), del 15 al 17 de abril de 2015 en la ciudad de Barranquilla, Colombia.
  • Según cifras de la Organización Panamericana de la Salud, existen 34 millones de personas con discapacidad permanente, y 140 millones con discapacidad temporal en la región latinoamericana. De estas cifras, se calcula que solo 3 % tiene acceso a servicios de rehabilitación especializada para atender padecimientos derivados de enfermedades como las reumáticas.
  • La Organización Mundial de la Salud estima que la artritis reumatoide afecta a 1 % de la población mundial; no obstante, en algunos pueblos indígenas como el de los mayas, la enfermedad puede llegar a aquejar hasta a 5 % de la población, como resultado probable de condiciones genéticas y medioambientales.
  • Una cultura de automedicación, la práctica de terapias basadas en la charlatanería, remedios mágicos y los escasos especialistas en enfermedades reumáticas disponibles son retos que enfrentan los países latinoamericanos.
  • PANLAR impulsa una estrategia para capacitar a los profesionales de la salud de primer contacto, a los profesionales afines y a los médicos en formación en el conocimiento y atención de las diferentes condiciones reumáticas y músculo esqueléticas.
  • PANLAR agrupa a las sociedades científicas, a los médicos especialistas y a los colectivos de pacientes dedicados a la promoción y apoyo de la investigación, prevención y tratamiento de afecciones de las enfermedades reumáticas en el continente americano.

Fuente: PANLAR, INR LGI

Asociaciones que ayudan

Hay asociaciones en la que los pacientes con artritis reumatoide pueden intercambiar opiniones, vivencias con otros quienes padecen lo mismo; esto les ayuda a motivarse y continuar con su tratamiento.

  • Liga Panamericana de Asociaciones de Reumatología (PANLAR). Su misión es fomentar la investigación de la artritis reumatoide en todas las sociedades nacionales. También guiar al paciente sobre cuál es su diagnóstico, qué es lo correcto o qué puede esperar del tratamiento.
  • Asociación Mexicana de Familiares y Pacientes con Artritis Reumatoide A.C. Busca apoyar a personas con Artritis Reumatoide y/o Artritis Idiopática Juvenil y a sus familiares a través de fomentar el conocimiento profundo de la enfermedad y la difusión de información al público en general, sobre su diagnóstico y tratamiento con las opciones terapéuticas de vanguardia.
  • Colegio Mexicano de Reumatología, A. C. Grupo de profesionales en búsqueda de la excelencia académica y el liderazgo a través de la superación continua para difundir el conocimiento y ofrecer una atención integral al paciente reumático en su entorno, dentro de un marco ético y humanista.
  • Instituto Nacional de Rehabilitación (INR). Cuenta con especialistas dedicados a la atención de padecimientos como la artritis reumatoide.

Dr. Carlos Pineda. Presidente de la Liga Panamericana de Asociaciones de Reumatología PANLAR (2014-2016), Chairman de la Liga Internacional de Asociaciones de Reumatología ILAR (2015) y Director de Investigación del Instituto Nacional de Rehabilitación Luis Guillermo Ibarra Ibarra. Es médico Internista y reumatólogo con diplomado en Imagenología musculo-esquelética y articular.

 

+INFO

Instituto Nacional de Rehabilitación

www.inr.gob.mx

Tel.: 5999 1000

Puede interesarte

AMIIF Y UANL: aliados por investigación clínica en México La UANL es la primera institución académica pública certificada por Cofepris como un “tercero autorizado” para evaluar protocolos clínicos.
Buskándote, adopta una mascota Buskándote es la herramienta que ayudará a las organizaciones civiles a impulsar las adopciones de los perros y gatos.
¿Qué es el síndrome de lennox gastaut? En el mundo existen alrededor de 7 mil enfermedades raras.
Estrógeno, equilibrio femenino La mujer cuando nace inicia su desarrollo gracias a diferentes estímulos hormonales, de los más importantes el estrógeno y progesterona.
350 millones de personas padecen una enfermedad rara Hay pacientes que pasan décadas deambulando por consultorios médicos sin obtener una respuesta satisfactoria o una solución a su afección.
Alzheimer, el tiempo del olvido ¿Qué ocurre en el cerebro?
Mitos de los lácteos A continuación se explican los 10 mitos y realidades más comunes alrededor de los lácteos:
¿Qué hacer en una crisis de epilepsia? Una crisis de epilepsia dura de 60 a 90 segundos.

Notas Relacionadas