adulto dos

La próstata y su crecimiento

La hiperplasia prostática benigna se refiere al crecimiento de la próstata y todos los hombres mayores de 40 años están en riesgo. A medida que la glándula crece, puede oprimir la uretra y ocasionar problemas urinarios. Por GANAR SALUD

La próstata es una glándula que se encuentra por debajo de la vejiga y es la responsable de producir el semen. Esta glándula pesa alrededor de 20 gramos normalmente; pero a partir de los 40 años de edad empieza a aumentar de tamaño; a este crecimiento se le llama hiperplasia prostática benigna (HPB).

¿De qué me debo cuidar?

Los síntomas más claros son el aumento en la frecuencia para orinar, tanto en el día como en la noche. Los síntomas más fre- cuentes o más molestos de este padecimiento son la urgencia para orinar, la sensación  de no haber terminado, orinar con intermitencia o tener que hacer esfuerzo para empezar a orinar. La hiperplasia prostática es parte del proceso natural de ma- duración y del envejecimiento. A todos los hombres les va a crecer  la próstata; no obstante, solamente una tercera parte presentará síntomas que requieran tratamiento.

Al acudir al médico…

Cuando se acude con un especialista no solamente se revisa la próstata, sino también  la presión  arterial, el peso, el colesterol, etc. Es conveniente hacerse una revisión general que no busque únicamente padecimientos prostáticos, sino otros padecimientos que empiezan a presentarse a partir de esa edad.

El médico hará preguntas acerca de la historia clínica y llevará a cabo un tacto rectal para palpar la glándula prostática. El médico  podrá realizarle los siguientes exámenes:

  • Tasa del flujo urinario.
  • Examen de orina residual posterior al vaciado, para ver cuánta orina queda en la vejiga después de la micción.
  • Estudios del flujo de presión para medir la presión en la vejiga mientras se orina.
  • Análisis de orina para verificar la presencia de sangre o de infección.
  • Urocultivo para buscar infección.
  • Un examen de sangre de antígeno prostático específico (PSA) para detectar cáncer de próstata.
  • Asimismo, se le deberá solicitar que llene un formulario con el fin de evaluar la gravedad de los síntomas y el impacto que han tenido en su vida cotidiana.

¿Cuál es el tratamiento?

Existen varios tratamientos; siempre se comienza de lo más sencillo a lo más complicado  y regularmente con medicamentos, sobre todo cuando los síntomas predominantes son la irritación y la urgencia para orinar.

Uno de los nuevos tratamientos para este padecimiento es a base de inhibidores de la 5-fosfodiestrasa. Este medicamento originalmente se utilizó para tratar la disfunción  eréctil, pero se ha demostrado  que también mejora los síntomas urinarios derivados del agrandamiento prostático.

Segunda opción

Cuando el paciente no responde  al tratamiento farmacológi- co entonces se debe hacer una cirugía que consiste en la resección transuretral de la próstata. Esta es una operación que a través de la uretra–sin necesidad  de abrir– se corta y remueve con electricidad el tejido que está obstruyendo  y causando los síntomas.

Después de la operación, el paciente no necesita más de dos días de recuperación en el hospital. Hay que recordar que este tratamiento quirúrgico es únicamente en pacientes que no respondieron previamente al tratamiento farmacológico.

¿Hay complicaciones?

Las complicaciones en el tratamiento farmacológico  tienen que ver con las características del mismo; por ejemplo, los bloqueadores alfa en ocasiones produce una baja de presión, pero esto sucede en muy pocos pacientes.

Otra complicación es que algunos medicamentos inhabilitan la eyaculación  y, aunque esto en realidad no tiene mayor pro- blema, a muchos pacientes les incomoda tener un orgasmo sin eyaculación.

Mayor esperanza de vida

Uno de los factores que ha aumentado  la frecuencia  de la enfermedad  es el alza en la expectativa de vida. En México, a principios del siglo pasado, la expectativa de vida de vida era de 50 años y, en la actualidad, de 75 años; por lo que la gente tiene más tiempo de desarrollar este tipo de padecimientos. Todos los hombres están en riesgo del crecimiento prostático. No obstante, no todos van a padecerlo; solamente 1 de cada 3 desarrollan síntomas que requieran algún tipo de tratamiento. El tratamiento  no es necesariamente  cirugía, ya que 60% de los pacientes responde bien al tratamiento farmacológico.

¿En qué edad hay más riesgo?

Los hombres de 70 a 80 años están más en riesgo de padecer hiperplasia prostática benigna.

Dr. Arturo Mendoza Valdez. Ex presidente de la Asociación Mexicana de Urología Oncológica y miembro activo de la Sociedad Mexicana de Urología.

+ INFO

Sociedad Mexicana de Urología

www.smu.mx

Puede interesarte

Dolor nocturno, boicot para tu pareja La pérdida del sueño nos hace menos empáticos y más egoístas, dificultando la comprensión entre la pareja
Aborté, ¿ahora qué? La psicóloga Atztiri Ayala nos habla acerca del proceso que vive una mujer después de abortar, lo cual derriba falsas ideas que estigmatizan a estas mujeres; por ejemplo, el síndrome post aborto, el cual no existe.
Revisiones gratuitas para perros y gatos La campaña “Tu mascota haría todo por ti… Tú hazlo por ella” estará presente los fines de semana en diferentes parques de la ciudad de México.
¡Tú eliges! Hay 14 métodos anticonceptivos temporales y 2 definitivos.
La inteligencia emocional en niños Los niños con inteligencia emocional son más felices, seguros de sí mismos y tienen más éxito en la escuela; es la base para que se vuelvan adultos responsables, atentos y productivos.
EVC aumenta por obesidad y tabaquismo Personas fumadoras, con obesidad, diabetes, presión arterial y colesterol elevados tienen mayor riesgo de padecer EVC.
Bebidas muy calientes pueden causar cáncer Las bebidas muy calientes fueron clasificadas como probables carcinógenos para los seres humanos.

Notas Relacionadas