nicolebarandiaranamaya
Nicole Barandiarán

¿Cuál es la diferencia entre abuso sexual y violación?

En México, el abuso sexual va en ascenso, del 2015 al 2016 se presentaron 3 mil denuncias más Por GANAR SALUD

Elena siempre ha evitado usar faldas arriba de la rodilla, pues sabe que al salir de casa no faltará alguno de esos “cumplidos” que tanto le molestan. Con el tiempo, aprendió que la ciudad no era el lugar ideal para lucir prendas llamativas, era mejor pasar desapercibida, con tanto morboso en la calle.

Pero el acabose llegó cuando tenía 14 años y en el metro, tan rápidamente que pensó que era una pesadilla, metieron una mano bajo su falda corta y apretaron su vulva. No supo qué sentir, aparte de terror, aunque estaba segura de que en parte fue su culpa, por arreglarse así.

Tras el suceso, se repetía así misma que no era para tanto, que solo la habían tocado, ¿cómo podía calificar ese suceso? No iba más allá de una molestia y no podía denunciar algo así, no era un delito. Sin embargo, sí podía, lo que vivió Elena es calificado por el código penal federal como un abuso sexual, en toda la extensión de la palabra, aunque ella jamás lo consideró como tal.

¿Qué es el abuso sexual?

El artículo 260 de dicha legislación explica que el abuso sexual se da cuando una persona ejecuta sin consentimiento u obligando a otra “a ejecutar para sí o en otra persona, actos sexuales sin el propósito de llegar a la cópula”.

El artículo entiende por actos sexuales los tocamientos o manoseos corporales obscenos, o los que representen actos explícitamente sexuales u obliguen a la víctima a representarlos. También se considera abuso sexual cuando se obligue a una persona a observar un acto sexual, o a exhibir su cuerpo sin su consentimiento

¿Violación?

En cambio, una violación, que claro que también un abuso sexual, incluye una penetración, ya sea de forma anal o vaginal, y el proceder legal puede diferir, de acuerdo al estado donde se lleve a cabo el delito.

Sin embargo, en ambos casos, tanto en el abuso sexual, como en la violación, se puede tener las mismas consecuencias psicológicas.  Por ello, es obligación del estado, y de la familia, garantizar y facilitar el ejercicio de una sexualidad libre de violencia y discriminación, a través de una educación sexual que inicie desde edades tempranas.

Cualquier acción que atente contra  nuestros derechos sexuales y reproductivos (los cuales emanan de los derechos humanos) pueden ser castigados por la autoridad.

Los medios de comunicación, una forma de potenciar y normalizar la cultura de la violencia sexual

Un factor determinante para la creciente ola de violencia sexual en México y el mundo, es  la normalización de la misma, por aquellos actores que se encargan de potenciar las voces de la sociedad, los llamados líderes de opinión.

Recientemente, el conductor de radio UNAM,  Marcelino Perelló, dijo que “(…)con palos de escoba o dedos no hay violación(…)sin verga”, tampoco. Externó Perelló sobre el sonado caso de “Los Porkys”, unos jóvenes de clase acomodada en Veracruz, acusados de violar a Daphne Fernández, su compañera en el Colegio La Salle.

Así, bajo su papel de comunicador, este hombre, ex líder estudiantil de la UNAM en el ‘68, se dio el permiso de fomentar esa normalización de la violencia sexual que tanto nos aqueja.

Ante sus poco atinados comentarios, y el señalamiento de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), su programa “Sentido Contrario”, con casi 14 años de vida, salió del aire y ahora se estudia revocar su plaza como maestro en la máxima casa de estudios. La UNAM y la CNDH explicaron que el conductor, con lo que había dicho, promovía la normalización del acoso callejero y la violencia sexual… nada más cierto.

“Guapa”, el caso de la bloguera

Otro caso que levantó mucha polémica en las redes sociales, en fechas cercanas, fue el de la bloguera Tamara de anda, mejor conocida como “plaqueta”. Al recibir un “guapa”, en la calle, decidió demandar a su agresor por  falta una administrativa (acoso callejero).

Muchos consideraron algo exagerada la acción, muy de “feminazi”; sin embargo, el pasar por alto ese tipo de faltas, son las que precisamente nos han llevado a pensar que violentarnos en la calle puede ser algo normal, y que debemos aceptarlo.

Seguro, como comentaban en la red, a otra persona que quiera gritarle así a una mujer,  lo pensará dos veces antes de hacerlo, por lo menos.

Abuso sexual: un padecimiento a gran escala

A través del hashtag #miprimeracoso Elena se dio cuenta  que nadie se salva de la violencia o abuso sexual en las calles, no solo las ultraguapas (según los estereotipos) lo viven;  gordas y flacas, altas y bajas, feas y guapas, todos y todas, parecían haber pasado una situación que les hiciera sentir incómodos y vulnerables respecto a su sexualidad.

La línea que separa una relación consentida de un acto sexual forzado la marca un simple “no”. Y, la barrera que divide el abuso sexual de una violación está en una penetración, solo varía  el orden jurídico  que tiene en cada estado para castigar la falta, pero el daño para la persona que lo sufre es de igual magnitud.

Delito en ascenso

 

En México, el abuso sexual va en ascenso, del 2015 al 2016 se presentaron 3 mil denuncias más. La cifra subió de 27 mil a 30 mil, según la Comisión Ejecutiva de Atención a víctimas del comité de violencia sexual.

Cabe resaltar que, la cantidad de denuncias es mucho más baja, en comparación con los ataques sexuales que hay diario, y van desde tocamientos indebidos, exhibiciones u hostigamiento. Pero, ¿por qué todas estas formas de violencia sexual son tomadas de una forma tan ligera por las personas que la sufren?

El abuso sexual  (incluyendo la violación) muchas veces  es silenciado por mujeres y hombres, ya que históricamente vivimos en una sociedad patriarcal, que puede culpabilizar e incluso desprestigiar a las personas que vivan una de estas traumáticas experiencias.

A través del tiempo, se dio una institucionalización del dominio masculino sobre las mujeres y la sociedad en general, normalizando este tipo de comportamientos. Gritarle a una chica en la calle o tocarla puede ser incluso risible…he llegado a escuchar de hombres que “a ellas les gusta”.

Para el sociólogo David Finkelhor, un abuso sexual se da en su mayoría por hombres; el estudioso habla de ese “monopolio masculino”, donde los hombres han instituido muchos de los tabúes sexuales en sociedad y establecido como una situación cotidiana la violencia contra las mujeres, ya sea psicológica, sexual o física.

Lo anterior no quiere decir que no existan mujeres abusadoras, ya que si las hay, pero se va un poco más por el análisis de nuestro comportamiento histórico y el patriarcado que lo ha sostenido.

El gobierno, en recientes fechas, ha realizado diversas campañas contra la violencia sexual y brindan dos teléfonos para las personas que son víctimas de ella: 089 para que los menores puedan denunciar y el 911 para las mujeres (u hombres) que quieran presentar su queja.

Saber que un abuso sexual puede darse no solo con una penetración, es parte de nuestra tarea para poder frenar esas conductas. Promover la educación sexual con los y las menores y la sociedad en general, tanto en casa, como fuera de ella, será primordial para que la gente cuente con herramientas que le prevengan cuando sus derechos sexuales sean violentados.

Nicole Barandiarán. Educadora Sexual por la Asociación Mexicana para la Salud Sexual.

Puede interesarte

Cáncer rectal La cirugía es el tratamiento más común para todas las etapas del cáncer rectal.
Aprueban iniciativa para incluir vacuna contra VPH en niños El varón, además de ser portador y transmisor del VPH, también sufre consecuencias, ya que puede desarrollar verrugas genitales, así como cáncer de ano, de pene u orofaríngeo.
Hongos de las uñas de los pies Los hongos pueden asentarse sobre la uña o crecer debajo de ella.
Bajo crecimiento del PIB en México La tasa de crecimiento económico de México fue similar a la de EE.UU.
Liberación de la tortuga marina Las tortugas marinas tienen aletas, no se puede reproducir en cautiverio y de mil tortugas que entran al mar, solamente sobrevive una.
Vacunarse reduce riesgo de herpes zóster Se calcula que un tercio de todos los adultos sufre esta afección hacia los 80 años de edad.
Vacuna para niños contra VPH Por primera vez una entidad en el país aplicará a varones la vacuna contra el virus del papiloma humano.
INR firma convenio con Comité Olímpico Mexicano La medicina del deporte tiene como finalidad elevar la capacidad de los jugadores para mejorar su desempeño, al tiempo de prevenir posibles lesiones.

Notas Relacionadas