JorgeHiguera Alergias 2
Dr. Jorge Higuera Benítez

¿Qué es la alergia a las proteínas de la leche de vaca (APLV)?

La APLV se confunde con la intolerancia a la lactosa. La APLV es una reacción de nuestro sistema de defensas que llamamos sistema inmunológico, ante la presencia de una proteína, específicamente a la proteína de leche de vaca, que normalmente es la intolerada. Algunos bebés reaccionan a la presencia de esta proteína y provocan una serie… View Article Por GANAR SALUD

La APLV se confunde con la intolerancia a la lactosa. La APLV es una reacción de nuestro sistema de defensas que llamamos sistema inmunológico, ante la presencia de una proteína, específicamente a la proteína de leche de vaca, que normalmente es la intolerada. Algunos bebés reaccionan a la presencia de esta proteína y provocan una serie de respuestas celulares que hacen que la mucosa se inflame, que haya una reacción que conocemos como reacción alérgica.

En cambio la intolerancia a la lactosa, esa es otra cosa, es un problema digestivo, que tiene que ver con la digestión de la lactosa, donde la proteína está como pasajero, en cambio la alergia dura a veces uno, dos o tres años.

¿Cuáles son los síntomas?

El cuadro clínico que las mamás pueden observar se basa en varias cosas alrededor del tubo digestivo:

  • Diarrea con moco y sangre crónica.
  • Reflujo crónico.
  • Cólico persistente

Si el niño presenta alguno de estos síntomas, entonces podemos pensar que se trata de una alergia, más si alguno de estos problemas (que se pueden dar juntos) se cruza con problemas en la piel.

 

¿Afecta la respiración también?

Eso un poco más tardío, comúnmente los principales síntomas se da con problemas del tubo digestivo y la piel, y cuando va creciendo el bebé y no se le quitan los problemas del tubo digestivo se empiezan a presentar problemas en las vías respiratorias; a esto se llama la marcha alérgica que implica que el niño primero presenta síntomas en el tubo digestivo y en la piel, después se quitan y se empiezan a presentar en vías respiratorias.

Entonces, aquellos adultos que presentan problemas crónicos en las vías respiratorias, como asma, rinitis, entre otras cosas, seguramente muchos de ellos fueron pequeños con problemas de alergia manifestados en el tubo digestivo que no fueron bien tratados. Sí puede haber problemas respiratorios pero en niños más grandes.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

El principal y del que hay más evidencia clínica reportada son los factores genéticos, esto quiere decir: si hay un familiar alérgico cercano al bebé, el niño tiene 50% de riesgo de contraer la enfermedad. Si hay dos familiares alérgicos, el riesgo se incrementa 80%.

Otro factor y que tiene que ver con la macrobiota intestinal (que conocemos comúnmente como flora intestinal), es decir, las bacterias buenas que están en nuestro tubo digestivo, si ésta se desarrolla mal, es un factor de riesgo de desarrollar la alergia y si se desarrollan bien, tiene un factor protector a la alergia.

¿Qué cosas hacen que un bebé desarrolle bien las bacterias buenas?

Una de ellas es la vía de nacimiento, si el niño nace por el canal de parto se lleva a su boquita las bacterias correctas al tubo digestivo, si nace por cesárea, son bacterias incorrectas que se asocian a la alergia.

Otro factor es el tipo de alimentación, la leche materna que es rica en prebióticos y probióticos ayuda a mantener la flora normal, entonces si el bebé toma leche materna es un factor protector, tomar fórmulas infantiles, sobre todo fórmulas que no son las correctas sin prebióticos y sin probióticos, son un factor para que el niño no desarrolle correctamente su flora.

El abuso en el uso de antibióticos cuando no es necesario. El antibiótico mata las bacterias malas, pero desafortunadamente también mata las bacterias buenas y hace también que la flora no sea la adecuada.

¿En qué zonas del cuerpo se manifiesta la APLV?

Tubo digestivo y piel, y más adelante en las vías respiratorias.

¿Qué alimentos están involucrados en la APLV?

Primero, el principal alimento que causa alergia en niños pequeños es la proteína de la leche de vaca, por lo que lo primero que hay que hacer ante la presencia de la alergia es quitar la proteína de leche de vaca, otros alimentos que se pueden cruzar es la soya, por lo que no es recomendable los primeros meses de vida pues se cruza también la alergia por situaciones inmunológicas.

En cuanto al tratamiento, se recomienda eliminar la proteína que causa el problema, se le pide a mamá que continúe dándole el pecho a su bebé, pero que suspenda los alimentos que contengan la proteína a la leche de vaca, porque el bebé se hace alérgico no al pecho de mamá, no a la leche de mamá, si no a la proteína de leche de vaca que está consumiendo mamá por lo que al suspenderlo le podrá seguir dando de su leche sin ningún problema.

Ahora, en situaciones cuando toman fórmulas infantiles, recordemos que las fórmulas infantiles de rutina, originalmente se ayudan de la proteína de leche de vaca que está trabajada de tal manera que caiga perfectamente a un niño sano pero si hay alergia, se tiene que suspender y cambiarla por una alternativa de una fórmula hipoalergénica, es decir, que un niño alérgico puede tolerar sin ningún problema, estas las conocemos como fórmulas con proteína extensamente hidrolizada, ya hay varias en el mercado mexicano.

La novedad aquí y como resultado de la constante investigación e innovación para ser mejores en el tratamiento, ahora se está agregando una bacteria nueva a la fórmula conocida como Lactobacilius rhamnosus GG (LGG), y con estas dos características se está ayudando a que el tratamiento sea más rápido, es decir, que el niño puede dejar de ser alérgico en un período menor.

¿La APLV puede afectar la alimentación del bebé y la buena nutrición?

Sí, si lo único que se quita de la dieta es la proteína de leche de vaca se puede seguir nutriendo con una buena alimentación. Se recomienda buscar la mejor alternativa de fórmulas lácteas que cuenten con mayor evidencia científica, no será lo mismo que la leche materna pero la ciencia ha hecho que cada vez las fórmulas se puedan acercar más a los beneficios. Se recomienda buscar a un pediatra para que les brinde la mejor opción.

¿Se debe preparar su mamila de forma especial?

Si, de acuerdo a su fórmula. De hecho las formulas especiales que son hidrolizadas tienen las instrucciones como se prepara la mamila, comúnmente viene una cucharita que es más grande en dos onzas de agua, pero eso depende de cada marca. Siempre hay que tener cuidado en cómo se prepara, hay que seguir con cuidado las instrucciones. Lo importante es prepararlo en agua hervida.

¿Qué alimentos pueden consumir?

Expresamente leche materna y que mamá quite la leche de sus alimentos. Exclusivamente leche materna excepto leche de vaca y sus derivados que puedan contener leche de vaca como queso fresco, yogurt, panes galletas, cereales y muchos alimentos más, es importante revisar los alimentos con los que están elaborados los productos.

Si está tomando formula solamente puede tomar una formula hipoalergénica durante los primeros 6 meses de vida, se puede complementar con jugos, frutas o verduras y hasta el año de edad se puede probar si ya está listo para la proteína de leche de vaca.

¿Es lo mismo la APLV que la intolerancia a la lactosa?

No son dos cosas diferentes. La APLV es una alergia alimentaria, lo que significa que el sistema inmunitario reacciona de forma exagerada ante una o más proteínas presentes en la leche de vaca.

Para evitar una reacción alérgica a los alimentos es importante evitar la ingesta de la proteína. La intolerancia a la lactosa es la incapacidad para digerir el azúcar de la leche (denominado lactosa). Se trata de una intolerancia alimentaria, lo que significa que el cuerpo no puede digerir este nutriente. El sistema inmunitario no se ve implicado por lo que no se produce ninguna reacción alérgica.

¿La alergia a la leche de vaca es permanente o desaparece en determinada edad?

Desaparece. La alergia a la proteína de la leche de vaca no es como las otras alergias, como puede ser al cacahuate o mariscos. Normalmente se es alérgico toda la vida y es muy difícil que desaparezca; en cambio la alergia a la proteína de leche de vaca, como se da de muy pequeñitos, tiene que ver con la maduración del tubo digestivo. Al año de edad está descrito que, al 50% de los niños con la alergia, seguramente se les quitará si son bien manejados.

Pero con la novedad que le comento de mezclar una fórmula hipoalergénica con un probiótico LGG, se está demostrando que hay hasta un 80% de posibilidades de que se le quite la enfermedad al año. Si algunos niños seguirán siendo alérgicos, serán muy pocos, pero hay que seguir buscando que esos niños mejoren y comúnmente a los 6 años más del 90% ya dejarán de ser alérgicos y podrán volver a tomar la leche de vaca sin problema.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnostico principal es a través de la historia clínica y la exploración física, el doctor deberá de preguntar si algún familiar tiene la alergia y revisar el cuerpo del bebé para detectar que no tiene dermatitis y/o problemas en la piel; luego revisar su abdomen para verificar si no existe un problema abdominal, del tubo digestivo, diarrea, etc., con todo esto se realiza una sospecha diagnóstica muy grande y lo que tenemos que hacer son dos pruebas, de eliminación y de provocación.

¿Qué pruebas se realizan para detectar la APLV?

Prueba de eliminación; significa eliminar la proteína que creo provoca la alergia. Se deja 4 semanas aproximadas sin la proteína; claro que si está tomando leche materna, simplemente que la mamá elimine los lácteos de sus alimentos.

Pero si toma fórmula infantil suspenderla por 4 semanas, darle la fórmula hipoalergénica cuatro semanas, y en eso consiste esta primera prueba de eliminación.

Posteriormente verificar, si en esas semanas mejoró casi estoy diagnosticando el problema. Y lo que históricamente sigue es provocarlo con un poquito de leche nuevamente de la fórmula que anteriormente estaba tomando o darle leche a la mamá que estaba dándole leche a su bebé e identificar si aparecen los síntomas nuevamente; en ese momento se hace el diagnóstico de alergia y se suspende nuevamente la proteína de leche de vaca y se regresa a su tratamiento.

Esa es la única manera en la que podemos estar seguros 100% que él bebé es alérgico. Tenemos primero la prueba de eliminación y luego de provocación es una manera correcta, todas las demás pruebas cutáneas de sangre, endoscopia, o cosas como eso son pruebas para apoyar el diagnóstico, pero no para hacer el diagnostico, para ver si no hay complicaciones, para ver si nos puede aportar un poco en el perfil de la enfermedad o no, porque, por ejemplo, diagnosticando un caso de alergia con un tipo celular diferente puede ser que sea un tipo celular que sea más agresivo o menos agresivo, le va a ayudar al pronóstico qué le va a pasar, qué debe pasar, pero no como diagnóstico. Insisto el diagnóstico se hace con prueba primero de eliminación cuatro semanas y luego de provocación y en el momento que haya reacción se hace diagnóstico de alergia a la proteína que estamos tratando en este caso, la proteína de leche de vaca.

¿Qué tratamiento requiere?

Eliminar proteína de leche de vaca.

¿Qué tips puede dar a los papás para reconocer la APLV en sus hijos?

Si es un bebe pequeñito menor de 6 meses con problemas en la piel y que algo está pasando en su tubo digestivo, ya sea cólico, reflujo o diarrea persistente, que no está reaccionando a su primer tratamiento que su pediatra o su médico le está dando, tiene que decirle a su pediatra: “doctor, he visto que este tipo de cosas pueden asociarse a alergia, más que en mi familia hay alérgicos, me gustaría que me ayudara a descartar la posibilidad”.

Dr. Jorge Higuera Benítez            

Director Médico Regional para América Latina de Mead Johnson Nutrition

Puede interesarte

Premio “Vacunar para dar Oportunidades” Sanofi Pasteur llevó a cabo la primera edición de la entrega del Premio “Vacunar para dar Oportunidades”.
Amor… tengo SIDA La principal vía de transmisión es la sexual: sexo oral, vaginal o anal.
Trastorno por Atracón, voracidad sin control El Trastorno por Atracón (TA) se reconoció formalmente en 2013 como un desorden específico de la conducta alimentaria.
Obesidad, peso que merma la salud La productividad laboral disminuye cuando el peso aumenta, y hay más gastos en atención médica.
Playtex Fem Por la higiene y el cuidado íntimo femenino.
Nuevo Whiskas Soufflé Los gatos tienen un paladar exigente y saben lo que es bueno para ellos, por eso les encanta WHISKAS®
¿Cuántas mamás hay en México? 7.8% de las adolescentes de 12 a 19 años ya son madres.
Aftas bucales, incomodas y dolorosas Las aftas bucales son recurrentes, pueden reaparecer cada cierto tiempo en el mismo lugar o en un lugar distinto, dependiendo de las defensas bajas o nivel de estrés.

Notas Relacionadas